Uno de los Involucrados en muerte de Lisbeth Baquerizo es detenido por las autoridades

Cerca de las 11h00 de este viernes 08 de enero de 2021, agentes de la Fiscalía, Dinased y Policía Nacional detuvieron, con fines investigativos, a Marlon E. M., quien habría firmado el acta con la supuesta causa de muerte de Lisbeth Baquerizo.

Las causas del femicidio en contra de Lizbeth, ocurrido la noche del 21 de diciembre en la urbanización Puerto Azul, vía a la Costa, aún son inciertas, tras varios testimonios de familiares, amigos y los peritos que realizan las investigaciones.

Según el testimonio de los padres, al llegar a Puerto Azul encontraron a su hija al pie de unas escaleras, no había ningún agente de la Policía, pero sí un supuesto médico que habría firmado el acta de defunción y personal de una funeraria que ya realizaban los trámites para el funeral e insistían que se entierre a Lizzbeth lo más pronto posible.

Mario Baquerizo, padre de la fallecida, dijo que su yerno había maquinado no hacerle la autopsia a su hija y que en el acta de defunción habían puesto “muerte natural por falla cardiaca y renal”. Pero un día después, amigas de Lizbeth informaron que la mujer había sufrido varios episodios violentos con su esposo. Posteriormente, los padres pusieron una denuncia en la Fiscalía, por femicidio y solicitaron la realización de la autopsia.

Por su parte, el médico legista reveló que Lizbeth había muerto a causa de un traumatismo craneoencefálico; es decir, que fue agredida con un objeto filoso y pesado.  Lo curioso y extraño fue que el legista encontró pegamento en las heridas de la cabeza, mismas que estaban cubiertas con el cabello.

Además, el perito menciona que el cuerpo presentaba una contusión en el pecho y en la cara, que estaba maquillada y que había sido lavada porque no se halló rastro de sangre.

La madre de la fallecida, Virginia Muñoz, puso una denuncia por fraude procesal contra los representantes de la funeraria, contra los padres de su yerno y el médico que habría firmado el acta de defunción.

El pasado miércoles seis de enero, amigos, familiares y ciudadanos realizaron un plantón en los exteriores de la sede de la Fiscalía del Guayas, para exigir justicia por el asesinato de Lizbeth.

Relacionado