Tres de cuatro procesados por la justicia no pudieron aceptar las precandidaturas

El expresidente Abdalá Bucaram y el exsecretario de Inteligencia, Pablo Romero, ambos con procesos legales en curso, se alejan de la posibilidad de terciar como candidatos a la Asamblea Nacional en las elecciones de febrero de 2021.

En el caso del exmandatario, la jueza de Pichincha Ana Cevallos le negó, este 2 de septiembre de 2020, una solicitud con la que pedía se le permita viajar desde Guayaquil a Quito para aceptar la precandidatura en el Consejo Nacional Electoral (CNE) en representación de Fuerza Ecuador (FE).

Desde agosto pasado, la Fiscalía investiga al expresidente, junto a otras personas, por el posible delito de delincuencia organizada que se habría perpetrado entre noviembre de 2019 y agosto de 2020, especialmente durante la pandemia de la COVID-19.

Esto llevó a que los jueces dicten en su contra arresto domiciliario con vigilancia policial durante todo el día.

En tanto que, la jueza Melanie López negó este 2 de septiembre un pedido de hábeas corpus a Romero que buscaba que se le permitan trasladarse desde la cárcel de El Inca, en el norte de Quito, hacia las instalaciones del CNE para aceptar la precandidatura como asambleísta nacional por Centro Democrático.

Romero fue sentenciado, a mediados de agosto, a nueve años de cárcel por el secuestro del activista político Fernando Balda, ocurrido en Bogotá, en diciembre de 2012. Todavía puede apelar la decisión de los jueces.

“El Gobierno ha impedido que me acerque a aceptar la candidatura al CNE, estos son los tiempos de democracia que vivimos. He solicitado a mi abogado que presente la demanda contra el Estado por una nueva vulneración de mis derechos”, se escucha decir a Romero en la cuenta de Twitter “PabloRomeroInocente”.

Ambos se suman al expresidente Rafael Correa que tampoco pudo aceptar la precandidatura a la vicepresidencia, pese a que lo intentó entregando un poder a su hermana, Pierina, y con él conectado por vía telemática desde Bélgica. El CNE no le entregó el formulario para que ratifique su aspiración electoral.

Sobre Correa está en marcha el caso Sobornos, en el que mañana empieza la audiencia de casación, y tiene pendiente un proceso de juzgamiento por el secuestro de Balda, al que no se ha presentado.

El único que hasta el momento tiene un proceso judicial en su contra y ha podido aceptar la precandidatura como asambleísta es Virgilio Hernández quien, sin embargo, lleva en su tobillo un dispositivo electrónico de ubicación.

Hernández junto a Paola Pabón, prefecta de Pichincha, y a Christian González, es acusado por la Fiscalía por supuesta rebelión durante las protestas de octubre del 2019.

El plazo para que los actores políticos puedan aceptar personalmente, como establece la ley electoral vigente, las candidaturas termina a la media noche de este miércoles.

Relacionado