Petroecuador alarga su relación con Seguros Sucre

La promesa aún es lejana y ya causa inconvenientes. La contratación de seguros para Petroecuador vuelve a caerse antes de concretarse. Esta vez, la gerencia subrogante de la empresa pública dio de baja el proceso por el anuncio de la fusión con Petroamazonas. En el papel, esa unión deberá cumplirse hasta enero del próximo año.

Una promesa difícil de cumplir por las complejidades propias de unir dos empresas que suman más de 10.400 empleados y que acumulan gastos anuales por más de 4.000 millones de dólares. Que Petroecuador y Petroamazonas se unan en menos de cuatro meses parece poco probable.

Pese a eso, el 9 de septiembre de 2020, Petroecuador dio de baja el concurso para adjudicar su seguro multirriesgo, alegando que hay que tomar en cuenta los cambios que generará la unión empresarial.

El problema, o el principal de los problemas, es que Petroecuador no puede dejar sus bienes sin seguro hasta que la fusión se concrete porque caería en ilegalidades y sanciones de la Contraloría General del Estado. El estimado oficial habla de activos por más de 6.000 millones de dólares.

¿Quién brindará el servicio de aseguramiento de una de las mayores empresas públicas del Ecuador? De nuevo, y sin ganar un concurso desde 2016, Seguros Sucre administrará la seguridad de los bienes de la petrolera.

Sucre -que está conformada por capital estatal- ha mantenido el seguro de Petroecuador por 17 extensiones realizadas desde 2018, cuando el último contrato asignado por concurso terminó.

La contratación del seguro de la petrolera fue incluso el motivo central de la salida del ex gerente general de Petroecuador, Pablo Flores. En su carta de renuncia, el ahora exfuncionario denunció que el ministro de Energía y Recursos Naturales no Renovables, René Ortiz, mantuvo diferencias con la metodología del concurso para firmar un nuevo contrato con otro proveedor.

Flores cuestionó, en más de una ocasión, a Sucre y hasta exigió pagos que la empresa aseguradora se negó a cumplir dentro de una demanda entra las dos partes.

Las largas, cancelaciones y los concursos a medias también generaron la preocupación de entidades como la Empresa Coordinadora de Empresas Públicas (Emco). Su titular, Lenín Ochoa, solicitó que el actual gerente general subrogante de la petrolera, Ricardo Merino, explique el estado del aseguramiento de la empresa petrolera.

La versión oficial es que Petroecuador trabajará de forma urgente en la elaboración de un nuevo proceso para contratar el seguro que necesita la entidad. La estatal, según un comunicado, confía que la fusión se cumplirá en los plazos determinados y no habrá inconvenientes para alcanzar una firma de contrato el próximo año. No se menciona que la decisión de esta semana implica extender la relación con la empresa aseguradora que fue cuestionada por la administración anterior.

EXPRESO consultó si Seguros Sucre está en condiciones de seguir brindando el servicio a Petroecuador sin haber ganado un concurso público desde 2016. La entidad no ha respondido, hasta el cierre de esta edición, al requerimiento de información.

Relacionado