Ministra Romo propone eliminar multa de USD 40 por no votar y que el certificado no sea necesario para trámites

En aproximadamente cinco meses 13 099 150 ecuatorianos podrán ir a las urnas para elegir Presidente, Asambleístas y Parlamentarios Andinos. El proceso se efectuará en medio de la pandemia del coronavirus.

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, sugirió este martes 25 de agosto del 2020 que se elimine, a propósito de la emergencia sanitaria, la multa y la papeleta de votación como requisitos en trámites. El objetivo es evitar aglomeraciones y riesgos de contagio.

“Así, quien prefiera evitar un riesgo de aglomeración estaría en libertad de no asistir”, publicó la funcionaria, quien lidera el Comité de Operaciones de Emergencia (COE).

Desde el Ministerio de Gobierno se aclaró que se analiza esa posibilidad, pero por ahora no se ha determinado la vía.

Sobre todo, porque tanto la Constitución como el Código de la Democracia establecen la obligatoriedad del sufragio en Ecuador. Luis Verdesoto, consejero del CNE, reaccionó ante la propuesta de Romo. Recalcó que la obligatoriedad del sufragio es constitucional y explica que ya existen mecanismos legales de exoneración.

“Puede abrirse una ventana muy peligrosa que desincentive el carácter universal de la votación”, manifestó. Según el artículo 62 de la Carta Política, el voto es obligatorio para las personas entre 18 y 65 años, quienes al momento de votar reciben un certificado. Los adultos mayores y adolescentes entre 16 y 18, en cambio, pueden sufragar de manera facultativa.

El Código de la Democracia, en su artículo 277, cataloga como una infracción electoral, sancionada con multa de entre uno y diez salarios básicos, cuando no se exija a los ciudadanos la exhibición del certificado de votación, de exención o del pago de la multa en los casos que corresponda. Se excluyen los casos de voto facultativo. Según el artículo 292 de la Ley Electoral, la multa para quienes no acudan a sufragar equivale al 10% del salario básico, es decir, USD 40.

Desde el Consejo Nacional Electoral (CNE) se reconoció el riesgo de que, debido a la pandemia, el ausentismo pueda incrementarse. El CNE y el COE han mantenido encuentros para definir medidas de bioseguridad para el día de las elecciones, previstas para el 7 de febrero del 2021. Sin embargo, por ahora no se ha definido el presupuesto para organizar los comicios. El CNE busca aumentar los recintos electorales y contratar coordinadores de bioseguridad para el día de las votaciones.

También se sugería dotar de elementos de bioseguridad a los miembros de las Juntas Receptoras del Voto, pero todo depende del presupuesto que se apruebe para los comicios.

En una entrevista este 25 de agosto, la secretaria de Estado también aseguró que se piensa fortalecer el voto en casa para personas en situación de vulnerabilidad y también se considera la idea de «más mesas (electorales abiertas) durante más tiempo», para así evitar aglomeraciones.

A cinco meses y once días de que se celebren los comicios en Ecuador, la funcionaria señaló que hay varios detalles de los cuales encargarse, como el uso, manejo y manipulación de papeletas, urnas, esferos, infraestructura, entre otros.

Relacionado