Ministra Romo: «​Desdibujar un chat es mentir y acusar falsamente es un delito»

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, respondió la noche de este domingo 30 de agosto a las publicaciones del medio digital La Posta sobre su presunta vinculación con un reparto de hospitales a una veintena de asambleístas, incluido Daniel Mendoza, ahora procesado por el caso de corrupción del hospital de Pedernales.

«Desdibujar un chat es mentir, escoger solo las capturas de pantalla que convienen para una historia es una vileza y acusar falsamente es un delito«, dijo Romo en referencia a los chats entre ella y Daniel Mendoza que publicó el medio digital.

Además de las conversaciones por WhatsApp, esta semana La Posta publicó un diagrama que detallaba un supuesto reparto de hospitales a varios asambleístas de diferentes provincias del país y en cuya cabeza se encontraba el nombre de la ministra Romo. Según explicó el medio, la información habría salido del mismo Mendoza.

«Un ministro de Gobierno dialoga, habla, se comunica, busca acuerdos, consensos con todas las fuerzas políticas, con las autoridades de elección popular, con las instituciones. Soy la segunda mujer en el cargo en 200 años, y eso tal vez a algunos hombres que añoran el viejo país no les parece adecuado. Por mi cargo se entiende que haya hablado no solo con el asambleísta Mendoza, sino con muchos otros asambleístas. Yo diría que casi con todos», explicó la funcionaria.

Daniel Mendoza, quien fue detenido el pasado 5 de junio, es investigado por el delito de delincuencia organizada relacionado al caso de corrupción del hospital de Pedernales. En este caso también están procesados el asambleísta Eliseo Azuero, el exdirector del Secob, René Tamayo, y el contratista del hospital. Según las investigaciones, los miembros de la red pretendían utilizar el dinero de la construcción para coimar a asambleístas.

«Fui yo la que lo denunció y soy yo la que siempre da la cara, la que no se esconde, la que evita los problemas, la que alertó porque no es posible que le roben más a la provincia de Manabí«, reiteró Romo, quien también cuestionó que no se publicaran chats de Mendoza con los contratistas detenidos, con su asesor, con ningún otro político o alcalde.

«No se confundan, yo no soy la investigada, yo soy la denunciante. No hay una sola conversación que se refiera a nombrar al director de un hospital, a un contrato, a un funcionario de salud. No hay ni una sola conversación que se refiera a una obra pública. Ni en ese celular ni en ningún otro (…) Soy una piedra en el zapato de muchos, porque mi actuación afecta intereses políticos y en algunos casos también negociados», dijo la ministra.

Relacionado