Millonaria pérdida por medicamentos caducados en el HCAM de Quito

Al menos 10 millones de dólares sería el perjuicio por medicinas caducadas y equipos comprados con sobreprecio en el hospital del Seguro Social, Carlos Andrade Marín.

No es la primera vez que se investiga medicinas e insumos caducados en el hospital, pues en julio de 2019, la Fiscalía de Pichincha abrió una indagación por presunto peculado de 6,5 millones de dólares, que correspondían a 1.904 lotes de insumos valorados en 5.4 millones de dólares y otros 114 lotes de medicamentos caducados por un valor de 1.1 millones de dólares.

La denuncia la presentó el gerente de esa casa de salud, Juan Páez.

Según Alberto Santillán, fiscal provincial de Pichincha, “presentó varias denuncias por varias irregularidades que existían dentro de la institución. Dentro de esas, se encuentra una que tiene como finalidad poner en conocimiento el hecho delictivo de haber realizado compras con bienes públicos de medicamentos que se encuentran caducados, fármacos e insumos médicos”.

Sin embargo, agrega que se abrieron 7 investigaciones más por este tema, que incrementa las pérdidas para el hospital. 

“Con un perjuicio no solamente de medicamentos, insumos y equipos que suman aproximadamente 10 millones de dólares, razón por la cual se les recomendó al doctor Páez que presente las denuncias respectivas para nosotros investigar. Todas estas denuncias, me parece que son entre 7 y 8, son por el delito de peculado”, agregó el fiscal.

Ya ha pasado más de un año de presentadas las denuncias y más medicinas se perdieron y están abandonadas, como evidenció un equipo de Televistazo esta semana.

Sin embargo, aún no hay responsables de estas pérdidas. El fiscal dice que se hicieron las pericias, pero el proceso investigativo se retrasó por la pandemia.

“Los 7 meses de pandemia lamentablemente no nos permitió seguir realizando las investigaciones como es debido; si bien es cierto nosotros estábamos realizando teletrabajo, no es menos cierto de que habían diligencias que tenían que realizarse con la presencia de todas las personas, como, por ejemplo, las inspecciones sobre estos fármacos caducados”.

Al momento, los 8 procesos abiertos se encuentran en fase de indagación previa. Esto mientras en días pasados el presidente del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, anunció nuevas investigaciones en las que se abrían detectado más de 5.7 millones de dólares por medicamentos caducados en algunas unidades médicas de la entidad.

Relacionado