Lo que reveló la autopsia de Efraín Ruales

Una hemorragia interna masiva provocada por el impacto de una bala en el costado del intercostal izquierdo causó el fallecimiento del presentador Efraín Ruales, la mañana del miércoles pasado, en el norte de Guayaquil.

«El vehículo tiene tres impactos (de bala), uno en el posterior derecho que compromete básicamente los vidrios del vehículo y dos en el costado izquierdo; uno de ellos es el que habría ingresado al cuerpo de la víctima y al final, le termina ocasionando su muerte», contó el ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, quien aseguró que en la escena del crimen se hallaron dos indicios balísticos.

El ministro junto al comandante general de la Policía, Patricio Carrillo, y el gobernador del Guayas, Luis Chonillo, anoche revelaron detalles de las primeras pericias investigativas en torno al crimen del presentador de 36 años.

Tras el asesinato registrado en la avenida Guillermo Cubillo, norte de Guayaquil, equipos especiales iniciaron un proceso investigativo. En las primeras 24 horas, agentes determinaron «cinco indicios» y ejecutaron dos allanamientos en Guayaquil.

Producto de ello, tres personas calificadas «sospechosas» debieron dar declaraciones para aclarar las pistas encontradas.

«El señor Ruales no estaba convocado a ninguna versión en la Fiscalía, él no hacía parte de ninguna investigación…», aclaró Pazmiño sobre los señalamientos de que Ruales estaba citado para declarar en indagaciones relacionadas a supuestos actos de corrupción en hospitales públicos.

Sobre las motivaciones del asesinato, Pazmiño no quiso adelantar más detalles de las hipótesis. «Hay cosas que este momento no puedo entrar en detalle, hay que esperar que sean procesadas, periciadas…lo que está en redes sociales (videos) se está explotando, analizando, lo que si le puedo decir es que no son actuales, algunos son del año pasado, no son actuales. Pero, todos esos indicios van a ser analizados y determinar si pueden tener o no relación con este lamentable hecho», señaló.

En paralelo, agentes hallaron el vehículo Grand Vitara que habría participado en el hecho. El automotor fue incinerado por sujetos desconocidos en las calles 25 y la Q, suburbio de Guayaquil. 

Relacionado