La falta de respuestas del COE Nacional motiva la reorganización del sector público

La falta de acción genera una ‘rebelión’. Entidades del sector público decidieron regresar al teletrabajo en Quito, pese a que la disposición del Comité de Operaciones de Emergencia nacional (COE) es que en la ciudad opere el 25 % de la burocracia. Desde el 3 de junio, por orden gubernamental, más de 126.000 servidores estatales regresaron a las oficinas y a la labor presencial.

Un poco más de un mes después, la realidad es otra. La Defensoría del Pueblo desacató la orden y dispuso que sus 220 trabajadores regresen al teletrabajo. ¿La razón? Los contagios de coronavirus en la ciudad se incrementan y no hay camas hospitalarias en Cuidados Intensivos disponibles. El COE nacional, sin embargo, no toma medidas más restrictivas en la capital.

La Defensoría, a más de regresar al aislamiento domiciliario, pidió que se disponga semáforo rojo en Quito.

Lo mismo hizo el Gobierno Provincial de Pichincha. Por disposición de su máxima autoridad, Paola Pabón, las instalaciones y entidades adscritas a la Prefectura dejarán de atender de forma presencial. Regresan al teletrabajo como cuando Quito estaba en semáforo rojo. Se incluyen las actividades de la ciudad turística Mitad del Mundo.

Lo dicho se opone a la reactivación del turismo que plantea el ministerio del ramo.

La contradicción a lo dispuesto por las autoridades a cargo de la emergencia sanitaria también se replica en la Fiscalía General del Estado, la Defensoría Pública, la Contraloría y el Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop).

El sector judicial también está preocupado. Tal como informó EXPRESO, el director del Consejo de la Judicatura en Pichincha, Hugo Oliva, pidió, el lunes 13 de julio de 2020, que se disponga “la suspensión inmediata del trabajo presencial en las unidades, tribunales y salas de justicia”.

Incluso el Municipio de Quito tomó esa vía, aunque de manera más discreta. Ahí no se dispuso el retorno al teletrabajo, pero se redujo la atención al cliente en dependencias como la empresa Agua de Quito. En sus oficinas se registraron casos de coronavirus hace pocas semanas.

Que cada entidad adopte su política de trabajo presencial genera confusión en los usuarios. Varios, como confirmó este Diario en un recorrido ayer, no saben dónde pueden ser atendidos y dónde no hay personal.

Municipio

El Municipio de Quito solicitó que se apliquen medidas más restrictivas en la capital. Sugiere el toque de queda más amplio y la aplicación de ley seca. También piden eliminar los salvoconductos que entrega el gobierno.

COE Nacional

En entrevista radial, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, aseguró que la mayoría de medidas ya se aplican y otras son potestad del Municipio. Cuestionó la ley seca.

Relacionado