Fernando Villavicencio: “Sólo en el correísmo, a Manabí le robaron 5 mil millones de dólares”

Usted señala que hay casos de corrupción que no avanzan, especialmente en temas petroleros.

¿Puede citar los principales y de qué se tratan?

La corrupción es un eje transversal de la historia y prehistoria de este país, pero sin duda en el Gobierno de la Revolución Ciudadana, en los gobiernos de Alianza PAIS, la corrupción se convirtió en una academia, el correísmo hizo de la corrupción una estructura sistémica y convirtió al Estado en una estructura criminal.

Arroz Verde es eso, nuestra investigación periodística no es importante porque delata millonarias cifras, sino porque delata el mecanismo criminal que utilizó, en ese caso, un partido político en nombre de una supuesta revolución y tomó todos los poderes del Estado.

¿Qué le causó eso al Estado y a quién benefició?

Primero, convertir una mentira en verdad, eso logró el correísmo, ellos son la revolución, la verdad, al punto que todas las otras versiones que comentaba y escribía la prensa independiente y los periodistas, eran mentira. La fiscal Diana Salazar, cuando asume el caso Arroz Verde, toma nuestra investigación y ella dice, Rafael Correa fue el cabecilla de una estructura criminal, por eso nosotros defendemos a Arroz Verde como la puerta de entrada al infierno.

Si Rafael Correa era el profesor, hoy tenemos miles de alumnos exitosos como Daniel Salcedo y el exasambleísta manabita Daniel Mendoza.

Usted también cuestiona la deuda y la entrega de petróleo a China, ¿por qué? Cuando usted levanta la cortina de la deuda con China, se da cuenta que atrás está la verdadera razón y la causa de la corrupción,

¿cómo es esto?, Correa tenía que endeudarse, los grandes recursos del robo salieron de la deuda. $ 20 mil millones gestionaron Correa y Lenín Moreno con los bancos chinos, este dinero es pagado con petróleo.

Se va a pagar $ 20 mil millones en deuda chulquera al 8% promedio, y le comprometieron a China la entrega de 1.300 millones de barriles de petróleo, si usted multiplica esa cantidad hasta el 2024, a un promedio de $ 80 el barril, estamos hablando de 100 mil millones de dólares, esto no lo hace ni un loco.

Usted dice que China  impuso la reserva a la información de los contratos y ordenó por escrito que se sancione a quienes difundan información reservada y exigió limpiar informes de Contraloría.

¿Eso es verdad? Absolutamente, parte de la estructura de corrupción es el silencio. Es convertir documentos públicos en reservados, para que el ojo crítico de la sociedad y de la prensa no pueda descubrir la letra colorada, la letra chiquita que está en los contratos.

¿Entonces sigue existiendo impunidad? No hay impunidad porque ni siquiera se ha judicializado nada, no hay un solo proceso judicial en contra de los contratos con China.

El exministro de Rafael Correa, Alecksey Mosquera, sentenciado a 5 años de prisión por recibir un millón de dólares de coimas de Odebrecht, salió libre poco después de cumplir 3 años de sentencia.

¿Devolvió algo del dinero? Nada, el Estado ecuatoriano no ha recuperado un centavo de ningún caso. Bueno, sí ha recuperado y lo anunció el procurador general del Estado, Íñigo Salvador, en una gran rueda de prensa donde dijo que habían recuperado $ 37 mil, es decir, el abogado del Estado ha recuperado $ 37 mil, cuando los bancos suizos tienen incautado dinero de Alex Bravo sobre los $ 30 millones. 

El 90% de la plata del terremoto se lo robó la mafia intermediaria del correísmo,  y a Manabí le dieron un terraplén que es una pista de narcos, que es la Refinería del Pacífico.Sólo en el correísmo, a Manabí le robaron 5 mil millones de dólares. ¿Algún otro sentenciado que esté a punto de salir y sin regresar lo mal conseguido? Conozco que hay una petición de los abogados del señor Marco Calvopiña, el cual fue una pieza central de la arquitectura mafiosa de Correa en Petroecuador, que fue quien firmó los contratos con PetroTailandia y PetroChina. Él va a salir en libertad y sólo tiene un proceso. Ahora con todas las ventajas que le da el Código Orgánico Integral Penal, el señor saldrá a disfrutar lo robado.

¿Lo que dice es que los corruptos de la política son sentenciados con penas blandas, y además de eso salen antes de tiempo y el Estado no recupera nada? Exactamente, por eso la tarea que tiene que hacer el nuevo país es recuperar lo robado, endurecer las penas.

¿Ha identificado personas que no estén sentenciadas y que disfruten del dinero robado al país? El 98% de la estructura criminal está libre.

Si usted analiza, los 13 sentenciados y presos en Estados Unidos se dieron porque la justicia americana sí leía nuestros trabajos y estos delincuentes que operaban en el correísmo tomaron sus maletas llenas de dinero y se fueron a Miami, pensando en que allá podían disfrutarlo.

Pero eso no es como enviar un mensaje de ‘roba, porque no pasa nada y si pasa sales en poco tiempo, pero quedas con tus cuentas llenas’… Ese es el mensaje que le dio la escuela de formación de delincuentes llamada Alianza PAIS, ese es el mensaje: “Vengan señores, háganse políticos, formen un partido, endulcen el oído de la gente y luego vivan del soborno”.

En esa escuela crearon mil “Salceditos” y esos fueron los que robaron las cosas pequeñas. El caso Inapapers que involucra al círculo más cercano del presidente Lenín Moreno no avanza como muchos esperan.

¿Hay deuda de la Fiscalía en este caso? Hay ritmos distintos, yo entiendo que una fiscal que hereda una estructura pesada, como era la Fiscalía, no tiene fácil prender un motor y ponerlo a caminar. Usted cuestiona la forma como se negoció los bonos soberanos.

¿Por qué? El grupo selecto del correísmo que manejó la negociación de la deuda con China, los paquetes de deudas y principalmente la colocación de los bonos soberanos, fueron los que negociaron los bonos con el 10% y 11%. Hay quienes señalan que la negociación fue un éxito y permitió al país ahorrar, pero otros indican que los bonos habían perdido valor y su negociación paga más del precio real.

¿Qué opina?Yo creo que en la coyuntura siempre será buena una renegociación, pero en el fondo lo que hemos hecho es patear hacia adelante la pelota para que otros sean los que vengan a resolver el problema.

Con el uso de los recursos de la reconstrucción post terremoto y los delitos que allí se cometieron no pasó nada.

¿Debemos pensar que ya no se sancionará a nadie?

El Estado ecuatoriano tiene una deuda con la provincia. Manabí fue convertida en un laboratorio de la corrupción más brutal porque yo comparo con el robo de los hospitales. Robarle después de un terremoto es un acto criminal. Y mientras tanto, los manabitas siguen mendigando por salud

Para nosotros fue doloroso investigar y publicar los casos de corrupción en el proyecto del hospital de Pedernales, créame, lo de Pedernales es el símbolo más putrefacto de la corrupción. Hace un año fui a la comisión de Fiscalización de la Asamblea por el caso Inapapers y Daniel Mendoza me dijo: “Señor Villavicencio, le espero en Manabí, a ver si tiene la valentía de ir a mi provincia”.

Hoy estoy en Portoviejo y él está preso, porque él fue el otro alumno millennials del soborno, de la escuela de Correa. Daniel Mendoza y Daniel Salcedo, estos jovencitos que fueron formados en la escuela delictiva de Rafael Correa, son los que les deben a Manabí y el país.

Usted señala en uno de sus trabajos periodísticos que también hay que seguir el proceso del gigantesco yacimiento de cobre denominado Llurimagua.

¿Por qué? ¿De qué estamos hablando?Estamos hablando de las mayores reservas de cobre y oro, tal vez del continente y el mundo. Una reserva importante, grande, que está en la zona de Imbabura e incluso se extiende hasta la frontera norte, ahí están los mayores proyectos mineros, Llurimagua, Cascabel y Buenos Aires. Ahí hay una disputa feroz entre grandes poderes transnacionales.

Relacionado