Entre cánticos de Barcelona, entierran a Carlos Luis Morales

117vistas

El Prefecto del Guayas, Carlos Luis Morales, gloria deportiva, considerado el mejor arquero de Barcelona en la historia, fue enterrado este martes 23 de junio, en un sepelio privado, en el cementerio Parques de la Paz, en Daule.

Morales, que era investigado por la Fiscalía por presunto peculado y enfrentaba un proceso de destitución impulsado por su propio partido, el PSC, murió de un infarto masivo, a las 08h15 del lunes 22 de mayo.

El sepelio fue privado: había una lista de sesenta personas cuyo ingreso estaba permitido, entre familiares, amigos, periodistas y funcionarios de la Prefectura. Fuera del cementerio, sin embargo se congregaron decenas de personas que había ido a darle el último adiós a su ídolo.

Había música e incluso un féretro con los colores de Barcelona. Cerca de las 11h00, en un descuido de los guardias, decenas entraron corriendo. Antes del mediodía, luego de la misa, un grupo de allegados a Morales trasladaron el ataúd cerca del exterior del cementerio para que un centenar de hinchas toreros puedan verlo.

Sus fanáticos cantaron «Morales no se va, no se va», y ovacionaron a quien fue uno de los puntales para llegar a la final de la Copa Libertadores de América de 1990. Antes de ser sepultado, en un breve acto y se colocó la bandera de los toreros sobre el ataúd.

Relacionado