El presupuesto de las próximas elecciones; un dolor de cabezas para Finanzas y podría reducirse más

De último momento se sabe que el Consejo Nacional Electoral (CNE) podría verse obligado a aprobar un nuevo presupuesto para la organización de las elecciones generales del 7 de febrero de 2021, después de una reducción que preparó el Ministerio de Finanzas por más de $ 30 millones.

La decisión se da a cien días de que se lleven a cabo las votaciones y en medio de la preocupación de los consejeros electorales por la afectación que esto pueda tener en las actividades electorales.

El presupuesto inicial que aprobó el pleno del CNE en agosto pasado ascendía a $114,3 millones. Pero, según fuentes internas del Gobierno nacional, se entregó un análisis de reducción por los $83,5 millones. Es decir, $31,3 millones menos.

Los cambios se dan en los egresos en personal para lo que se presupuestó $24,2 millones y se les reduciría a $17,9 millones; también para servicios de consumo que de $62,4 millones requeridos se bajó a $44,4 millones.

A las Fuerzas Armadas se les mantiene lo asignado inicialmente por $ 7,9 millones, pero a la Policía Nacional se le redujo de $ 5,5 millones a $2 millones.

Hasta el momento, Finanzas ha desembolsado $13’672.599 para pagos a los vocales de las Juntas Provinciales Electorales, para la impresión de papeletas y documentos electorales al Instituto Geográfico Militar (IGM), y para contratos para áreas tecnológicas.

Esta disminución se dio a conocer ayer, en una reunión reservada a la que asistieron los cinco consejeros y en la que se les indicó que esto era parte de los «acuerdos» llegados entre el CNE y el ministerio, después de las mesas técnicas que se instalaron para revisar cada ítem.

Este encuentro dejó dudas y también el reclamo a la presidenta, Diana Atamaint, porque no fueron partícipes de estos diálogos, que desembocan en una reducción presupuestaria del 26,8%.

Relacionado