El hijastro del exprefecto Morales deberá pagar $ 800.000 para levantar la prisión

La Corte Provincial de Justicia del Guayas dio paso al pedido de caución de dos procesados por el delito de tráfico de influencias, que involucra a funcionarios de la Prefectura del Guayas, por la adjudicación irregular de contratos que se realizaron durante el auge de la pandemia, en Guayaquil.

Kerly Moyano Carbo y Javier Vélez Arcos, hijastro del fallecido prefecto Carlos Luis Morales, quien fue investigado en el caso, presentaron ese pedido al presidente de la Corte, Alfonso Ordeñana, para que se fije una fianza como medida sustitutiva a la prisión preventiva que se dictó en su contra.

La diligencia se intaló a las 10:00 de hoy, mediante sistemas telemáticos, en el primer piso del Palacio de Justicia de Guayaquil, con la presencia de la fiscal provincial Yanina Villagómez. 

Tras escuchar los argumentos de las partes y de la Fiscalía, Ordeñana fijó en 800.000 dólares el monto de caución, para cada uno de los procesados que lo solicitaron la fianza. 

El pedido se presentó días después de la resolución que tomó la Sala Especializada Penal del Guayas, con respecto a un recurso de apelación a la prisión preventiva. El pasado 28 de julio, los jueces provinciales ratificaron la medida cautelar en contra de Moyano, Vélez y su madre Sandra Arcos, quienes están en calidad de prófugos. La orden se extiende también al procesado José Vásconez Cortez.

Antes de la apelación, Arcos presentó una acción de hábeas corpus en la que pedía se levante la orden de detención con fines investigativos que la Fiscalía solicitó en contra de ella. Mediante el escrito, la empresaria pedía por su libertad y así poder rendir la versión libre y voluntaria en la Fiscalía. La demanda fue negada.

El proceso penal se abrió el pasado 3 de junio, tras la detención del exprefecto Morales, quien fue implicado en el caso por la presunta adjudicación de contratos para la compra de insumos destinados a la atención de la pandemia, pero -según investigaciones fiscales- se lo hizo con empresas vinculadas a su circulo familiar y amigos.

El 22 de junio, Morales, también conocido como Pestañitas en su trayectoria por el fútbol ecuatoriano, falleció por un infarto. Ante el deceso, el presidente de la Corte Provincial del Guayas extinguió la acción a él. Se dispuso la emisión de oficios a los Registradores de la Propiedad de los cantones: Guayaquil, Santa Elena, La Libertad, Salinas, Samborondón, Manta y Quito, con base en la providencia que dictó el pasado 7 de julio, en la que señala que “siendo público y notorio que el ciudadano Carlos Luis Morales Benítez, quien desempeñaba el cargo de prefecto de la provincia del Guayas, falleció el lunes 22 de junio del 2020, se declara extinguida el ejercicio de la acción penal al tenor de lo dispuesto en el numeral 4 del Art. 416 del Código Orgánico Integral Penal, y como consecuencia de aquello se dispone se levanten todas las medidas personales y reales que se hubieren dictado en su contra en audiencia de formulación de cargos”.

Relacionado