El alcalde de Naranjal declara en la Fiscalía por investigación de peculado

El alcalde de Naranjal, Luigi Rivera, acudió este 27 de julio a rendir su declaración a la Fiscalía del Guayas dentro de una investigación por presunto peculado, relacionada a la compra de insumos médicos y kits de alimentos que fueron entregados durante la emergencia sanitaria.

La investigación fue abierta a raíz de la denuncia que hizo Manuel Narváez, quien forma parte de la Asamblea Local Ciudadana y Control Social de Naranjal, luego de que el organismo civil realizara un «análisis» de los procesos de contratación de emergencia. 

«Nos sentimos indignados con todo lo que ha sucedido en nuestro cantón. Es sumamente vergonzoso tener que identificarlo de esa forma ante el país. Las pruebas para COVID las facturaron por 23 dólares cuando aquí todos saben que no cuestan más de 11 y por eso ustedes vieron que (el alcalde) defendió a capa y espada al prefecto porque algo hay de similitud en esa contratación. El Municipio de Guayaquil compró a 11 dólares», dijo Narváez a su llegada a la Fiscalía.

Sin embargo, Rivera negó el sobreprecio y dijo que, a diferencia de Guayaquil, Naranjal no tuvo ofertas más baratas y tuvo que comprarlas ante la necesidad de testear a su población e identificar oportunamente los casos.

«Guayaquil tiene un puerto, Naranjal estuvo cerrada, no tenemos ni siquiera distribuidoras farmacéuticas y no podía quedarme cruzado de brazos con mi pueblo muriéndose, tanta gente que se estaba muriendo en el cantón. Es así que tomé acciones inmediatas, acción -reacción. Hay otros municipios que han comprado a 30, 28 dólares y no se ha investigado. Sabemos quienes están detrás de esto», precisó el alcalde.

Rivera dijo que antes de enterarse de la denuncia, él mismo había enviado a la Fiscalía los 17 contratos que suscribió durante la emergencia para que sean analizados.

Relacionado