Ecuador lamenta las «inoportunas declaraciones» de Cristina Kirchner

El Gobierno de Ecuador anunció este domingo que ha presentado una nota de protesta ante una declaración de la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández, sobre las presuntas trabas a la candidatura de Andrés Aráuz, el candidato correísta a la Presidencia de la República.

En un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador anunció que «ha presentado una nota de protesta formal», en la que lamenta «las inoportunas declaraciones emitidas por la señora Vicepresidenta, con ocasión de su reunión con el ciudadano ecuatoriano Andrés Arauz en Buenos Aires».

En esas declaraciones, según la Cancillería, se cuestiona «la democracia en el territorio ecuatoriano, lo que se considera una inaceptable intervención en los asuntos internos de Ecuador«.

«El Gobierno de Ecuador valora los vínculos de amistad y cooperación que históricamente ha mantenido con la República Argentina y tiene la voluntad y el interés de que así continúe con el Gobierno del presidente Alberto Fernández, en aras de trabajar en aquellos temas que nos unen y nos preocupan recíprocamente», se agrega en el comunicado.

La mejora de la calidad de vida de ambas poblaciones, la superación de los efectos de la pandemia del coronavirus, la profundización democrática y la paz son, entre otros, los temas comunes a los dos países, añadió la Cancillería.

Asimismo, recordó que el Gobierno del presiente Lenín Moreno respeta, «a diferencia del pasado, los valores fundamentales del Estado de derecho y la autonomía de los poderes del Estado, propios de una democracia activa y sana».

Añadió que el Consejo Nacional Electoral (CNE) es un «órgano independiente» que, entre sus funciones, dirige el proceso de comicios, garantiza las votaciones e inscribe y fiscaliza a los movimientos políticos.

La vicepresidenta argentina respaldó el pasado viernes al candidato ecuatoriano Andrés Aráuz, correligionario del expresidente Rafael Correa (2007-2017) y que ha sido crítico con la gestión del actual mandatario, Lenín Moreno.

«Junto a Andrés Aráuz Galarza, hasta hoy proscrito candidato a Presidente de Ecuador por la alianza Unión por la Esperanza. ¿En serio Lenín Moreno pretende que el resto del mundo crea que en el Ecuador hay democracia?«, publicó Fernández de Kirchner en Twitter.

El Tribunal Contencioso Electoral ha admitido una nueva impugnación a la candidatura de Arauz, por haberse inscrito por un partido, Compromiso Social, que al momento de la inscripción de candidatos estaba eliminado del registro electoral por irregularidades en su conformación. El fundador del partido, el exministro Andrés Espinel, ha sido condenado a prisión por corrupción. El Contencioso Electoral ha pedido al Consejo Nacional Electoral que se pronuncie sobre el tema, pese a que ya se había pronunciado anteriormente, permitiendo la candidatura de Arauz.

Arauz también fue impugnado anteriormente porque su candidato a vicepresidente, Carlos Rabascall, no aceptó presencialmente su candidatura en el Consejo Nacional Electoral, en el plazo señalado por el reglamento electoral. En esa ocasión, el CNE también rechazó la impugnación.

El propio Aráuz aseguró que, para él, se vive «una época de riesgo de la democracia ecuatoriana», pues el CNE no aceptó la candidatura de Rafael Correa como su candidato a vicepresidente. Correa ha sido condenado a ocho años de prisión e inhabilitación política por la Corte Nacional de Justicia, que lo encontró culpable en todas las instancias, de liderar un esquema de sobornos de empresas privadas como la brasileña Odebrecht.

El propio presidente argentino, Alberto Fernández, ya había apoyado Aráuz en una publicación en Twitter el domingo pasado al decir que «no se construye democracia excluyendo a actores políticos. Eso es lo que ocurre con @ecuarauz en Ecuador, cuya inscripción como candidato presidencial se dilata sin razón».

El pronunciamiento de la Cancillería ecuatoriana sobre las declaraciones de la vicepresidenta argentina también han levantado críticas en las redes sociales, donde se cuestiona que el Gobierno de Moreno pida que se respete los asuntos internos del país y por otro lado afirme que desconocerá los resultados de las elecciones parlamentarias en Venezuela, que tuvieron lugar hoy mismo. EFE

Relacionado