Cuatro nuevos vinculados con Daniel Salcedo en el caso de peculado

e extienden las investigaciones por la venta de fundas para cadáveres, que implica a Daniel Salcedo Bonilla.

La fiscal Claudia Romero, de la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción de la Fiscalía General del Estado (FGE), solicitó audiencia para vincular a cuatro personas que tendrían relación con este hecho, denunciado en los momentos más álgidos de la pandemia de COVID-19 en Ecuador.

El pedido fue realizado dentro del proceso penal que, por el delito de peculado, está en manos del juez Reinaldo Cevallos Cercado, de Garantías Penales del Guayas.

El funcionario judicial convocó para el próximo lunes 17 de agosto a la audiencia de formulación de cargos en contra de los sospechosos, entre los que constan procesados en los expedientes que se han abierto por presunto delito de asociación ilícita y lavado de activos, además de representantes de una empresa dedicada a la fabricación de aparatos y suministros quirúrgicos.

El pedido de vinculación, que alargaría el plazo de la instrucción fiscal, se da en medio de la solicitud del procesado Fabián Benavides, respecto al cierre de la investigación.

Frente a eso, el juez Cevallos consideró necesario resaltar la resolución que emitió la Corte Nacional de Justicia (CNJ) con la finalidad de evitar riesgos de contagio de COVID-19, que llevó a decretar el estado de excepción a escala nacional. Desde el día 17 de marzo hasta el 3 de junio quedaron suspendidas las actividades.

El juez aclaró que no se tomará en cuenta el plazo que haya discurrido desde el día lunes 4 de mayo hasta el 3 de junio de 2020. La instrucción fiscal inició el 4 de mayo y hasta la presente fecha, según el juzgador, han transcurrido 62 días. La vinculación extendería la causa a 120 días.

Cevallos advirtió a los abogados particulares la obligación de comparecer a la diligencia. “De no hacerlo, se sancionará” como manda el Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ).

Dentro de la causa se investiga la venta con presunto sobreprecio de fundas para cadáveres de adultos, que adquirió el hospital Los Ceibos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) durante la emergencia que vivió Guayaquil por el coronavirus.

El pasado 4 de mayo, la Fiscalía y la Policía ejecutaron un operativo de forma coordinada en Quito y Guayaquil, donde detuvieron a 16 personas implicadas en la compra de 4.000 bolsas para embalar cadáveres por un valor de $ 148,50 cada una. En el mercado, los precios iban desde los 12 dólares.

Las investigaciones vincularon en el caso a Daniel Salcedo, quien cumple prisión preventiva en la Cárcel 4 de Quito. Esto, tras ser dado de alta del hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, al que fue ingresado de urgencia el 10 de junio tras ser deportado de Perú, tras sufrir un accidente aviatorio en un intento de evadir una orden de captura.

El traslado de Salcedo se dio en medio de estrictas medidas de seguridad a una celda de la cárcel de Quito, lo que fue cuestionado en redes sociales por los aparentes beneficios que recibió en dicho centro penitenciario. Autoridades del Servicio Nacional de Privados de la Libertad aclararon que se dispuso el aislamiento preventivo de Salcedo, como parte de las medidas que se toman ante posibles contagiados de COVID-19. Indicaron que al finalizar la cuarentena, será ubicado en el pabellón que corresponda.

La defensa del detenido ha solicitado una nueva valoración médica, para lo cual deberá pronunciarse la fiscal que lleva el caso. Pero fue la entidad la que apresuró el traslado del procesado a prisión.

Lavado

Daniel Salcedo enfrenta otra orden de prisión dentro de un proceso de lavado de activos que se abrió en Huaquillas, El Oro, que investiga también a su hermano Noé.

Asociación

El pasado 29 de julio, la Fiscalía abrió otro proceso penal en contra de Daniel Salcedo por el delito de asociación ilícita, que vincula además al exasambleísta Dalo Bucaram, su esposa y hermanos.

Fraude

Tras su deportación, Daniel Salcedo fue procesado también por fraude procesal, al utilizar una identificación de su entrenador personal, Abraham Muñoz, también detenido por la venta de medicinas.

Relacionado