Citibank se defiende en el caso ISSPOL y esto es lo que afirma

El Citibank NY aseguró por escrito a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, que suspendió «unilateralmente» los pagos de los Certificados Globales de Depósitos (GDN en inglés) relacionados el canje de bonos de deuda interna para ayudar al Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol), en su investigación y a salvaguardar sus fondos.

La decisión del Citibank NY, expresada en una carta a la ministra, tiene que ver con la operación de canje de bonos que realizó el Isspol con la empresa de Jorge Chérrez Miño, Ecuador High Yield Bond Fund (EHYBF), por $ 327 millones a inicios de 2016.

Así se lo explicó el gerente general del banco, Scott Pollack, en una misiva del 10 de noviembre pasado, poco antes de que Romo visitara Washington para mantener reuniones allá. El ejecutivo señaló que se tomó la decisión de «suspender toda emisión, cancelación, pagos o redenciones relacionadas con los GDNs para ayudar a prevenir la dilapidación de los activos del Isspol en vista de su investigación».

En la misiva también reveló que tanto el Ministerio de Finanzas como la Superintendencia de Compañías conocieron de antemano del acuerdo de canje de bonos de deuda interna realizado entre el Isspol y Chérrez, y en el que se nombra a Nats Cumco LLC, filial de Citibank NY. Las reuniones con ellos se dieron en el 2015. No obstante, la entonces superintendente, Suad Mansur, indicó a este Diario que ha revisado su agenda y que ni ella ni el intendente del mercado de valores, Rafael Balda, atendieron esta reunión que según el Citibank se habría dado en junio de 2015. Entiendo que la ministra Romo ya ha pedido los nombres de los funcionarios con quienes se encontraron, añadió Manssur.

«Citibank rechaza de manera contundente cualquier sugerencia de que tuviese responsabilidad alguna en cualquier presunta pérdida sufrida por el Isspol relacionada con el Contrato Swap o el Programa GDN», dijo Pollack en la misiva, al destacar que la entidad ha sido un asesora de confianza del gobierno ecuatoriano.

De acuerdo con el documento al que tuvo acceso este Diario, la operación fue con bonos de deuda interna emitidos por el Ministerio de Finanzas, que se canjearon por Certificados Globales de Depósito (Global Depositary Notes, GDN), emitidos por el Citibank y que se vendieron a terceros.

Los bonos se siguen pagando en Ecuador, en una cuenta que tiene la filial Nats Cumco en el Banco Central del Ecuador y en la que actúa como custodio. Cuando Nats Cumco cobra los intereses (a través de una casa de valores local), entrega el dinero a los tenedores de los certificados a través de la Depository Trust Company, una empresa neoyorquina que hace las veces de depositario de estos valores que son electrónicos, pues ya no se usan los papeles físicos. Lo hace de acuerdo a instrucciones recibidas por IBCorp, que es la empresa de Chérrez.

A su vez, la empresa Ecuador High Yield Bond Fund, que representaba a Chérrez, debía luego cancelar esos valores al Isspol, que fue quien puso el el dinero para la compra de los bonos de deuda interna. Y es ahí donde se ha originado el problema, Desde el inicio de la operación existe una diferencia en contra del Instituto de $ 61 millones, entre los flujos cedidos y los que se compensarían posteriormente. Además, en la cancelación de rendimientos que hizo EHYBF se aceptaron nuevos papeles por $ 28 millones, de un total de $ 81 millones. Jorge Chérrez ha asegurado que la decisión sobre esos pagos la tomó el directorio del Isspol.

En el documento, Citibank NY respondió trece preguntas enviadas por Romo. Indicó que al 6 de noviembre de 2020, el Ministerio de Finanzas ha cancelado $ 175,5 millones en pagos de cupones y amortizaciones de los bonos de deuda interna.

Pollack relató que la operación comenzó por una propuesta la empresa Lafise Corporation, un intermediario de valores de Florida, para establecer un programa de certificados globales de depósito con bonos de deuda interna de Ecuador. Por ello, Citibank se reunió con funcionarios del Ministerio de Finanzas y luego con los de la Superintendencia de Compañías «y no recibió ninguna objeción a la estructura propuesta».

Fue así que los bonos fueron comprados por la casa de valores Citadel (ahora intervenida por la Superintendencia de Compañías) y se firmó el contrato entre el Isspol y EHYBF.

Posteriormente, el 18 de abril de 2016, una delegación del Isspol visitó las oficinas del Citibank NY, en Nueva York, junto con Chérrez. Acudieron el entonces director del Isspol, el general David Proaño; el director de Riesgos, John Luzuriaga; el director financiero, Rafael Nuques, el director legal, Santiago Duarte; el tesorero, Gustavo Reyes, y la asesora económica Gabriela Proaño Larco.

La reunión, solicitada por Chérrez y que no fue costeada por el banco, duró una hora. De acuerdo con el Citibank, no se dio una discusión específica sobre la operación de canje de bonos ni se identificó al Isspol como la fuente de los bonos de deuda interna de Ecuador.

Citibank NY tampoco conoce el detalle de los flujos pactados en el contrato de canje entre Isspol y EHYBF, por lo que no sabe sobre la diferencia de $ 61 millones que perjudicaría al Instituto. Aseguró que ha recibido solo $ 4,9 millones de comisión desde el inicio del programa en enero de 2016.

Finalmente, también confirmó que este es el único programa de canje de bonos y emisión de certificados globales de depósito relacionado con Ecuador.

Relacionado