Arauz espera que Correa regrese a Ecuador como lo hizo Evo en Bolivia

El aspirante a la Presidencia por el correísmo, Andrés Arauz, está convencido de que cuando Ecuador tenga un sistema judicial «sin presiones políticas», también el exmandatario Rafael Correa pueda regresar al país al igual que Evo Morales hizo este lunes al volver a Bolivia.

«Rafael Correa es un ciudadano ecuatoriano, tendrá el derecho de volver a su patria una vez que los procesos judiciales se hayan subsanado», dijo a Efe.

Candidato a la Presidencia ecuatoriana en las elecciones del 7 de febrero, Arauz se encuentra desde el sábado en Bolivia, donde participó el domingo en la investidura del presidente Luis Arce, a la que seguirán esta semana los actos por el regreso de Morales.

Correa, que desde 2017 reside en Bélgica, de donde es su mujer, no puede regresar a Ecuador sin exponerse a ser arrestado, tras haber sido condenado a ocho años de cárcel y otros tantos de inhabilitación política por el caso «Sobornos 2012-2016».

Un caso que el correísmo considera parte de una persecución política por parte del actual mandatario, Lenín Moreno, al que acusa de interferir en los procesos judiciales.

«Confiamos en que ya una Justicia independiente, sin presiones políticas, como las que está teniendo ahora, podrá decidir en libertad y revisar las decisiones que ha tomado respecto a Correa. Y eso va a permitir que él vuelva a Ecuador», auguró Arauz al ser preguntado por Efe sobre si impulsaría la reapertura de las numerosas causas abiertas al exmandatario, y muchos de sus colaboradores, en el caso de ser elegido presidente.

«Nosotros lo estamos promoviendo desde ya, sin ser Gobierno, porque nos corresponde en derecho. Tenemos varias instancias a las cuales estamos acudiendo en la ONU y en la CIDH; instancias extraordinarias en la Corte Constitucional; el recurso de revisión en el ámbito penal; -insisto- sin la necesidad de ser gobierno».

«Cuando seamos Gobierno yo no tendré la facultad de revisar las decisiones de la justicia», apuntó Arauz, «pero confiamos en que ya una Justicia sin presiones políticas de un Gobierno represor, que se ha dedicado a perseguir, como el del Lenín Moreno, podrá decidir autónomamente, en favor del presidente Correa».

Morales regresó este lunes a Bolivia tras permanecer casi un año en Argentina, a donde se marchó tras renunciar a la Presidencia bajo presión y en medio de denuncias de fraude en los comicios que lo habían dado por ganador para un cuarto mandato consecutivo.

El caso de ese país, con el retorno del MAS a la presidencia, despierta esperanzas entre los seguidores del partido afín ecuatoriano, que esperan emular la victoria en febrero, y con ello, facilitar el regreso de Correa, que gobernó el país entre 2007 y 2017.

Pero Arauz agregó que «más importante» que el retorno de «la persona», es «que retornen las políticas que se ejecutaron durante el Gobierno de Correa, su gestión, su obra, las transformaciones en materia de educación, salud e infraestructura. La posibilidad de tener una planificación a futuro y que pueda reflejarse en oportunidades para las familias ecuatorianas».

Relacionado